Tercera victoria consecutiva de Monzón en Juncalillo

El piloto de Auto-Laca ha empezado la temporada exactamente igual que la pasada: ganando y haciéndose con un nuevo récord. En esta ocasión ha sido en la prueba inaugural del provincial de Las Palmas de Montaña y con el MINI JCW WRC.

Por tercera edición consecutiva, Luis Monzón se ha hecho con el triunfo en la Subida de Juncalillo que se ha celebrado este sábado en el norte de la isla de Gran Canaria. Como en las dos anteriores, el componente del equipo Auto-Laca Competición –que ha desplazado a la prueba otras dos unidades históricas de su colección– ha pilotado el MINI John Cooper Works con el que en 2013 conquistó su segundo título en el nacional de rallies.

 

Monzón ha tenido que emplearse a fondo en esta ocasión para poder llevarse la victoria. Con la nueva normativa de bridas, el World Rally Car empleaba una dos milímetros más pequeña, pero el equipo técnico de Auto-Laca, conjuntamente con Prodrive, había hecho los deberes para llegar a Juncalillo con todas las opciones para volver a luchar por el triunfo.

 

Piloto y equipo tuvieron ante sí a Miguel Cabral y su potente Mitsubishi Lancer Evo X que, con neumáticos lisos, llegó a superar a Monzón en la primera manga oficial. Esta circunstancia, y con la única oportunidad de la segunda y definitiva manga, hizo que el actual campeón regional de montaña pusiera todos los sentidos en el complejo recorrido de Juncalillo para sacar el máximo rendimiento al MINI. Así, dejándose la piel, logró el 2:35.894 que suponía rebajar en 27 milésimas el récord que obtuvo el pasado año y, además, adjudicarse el triunfo por menos de nueve décimas de segundo.

 

“Teníamos dudas”, reconoce Monzón. “No sabíamos cómo se iba a comportar el MINI con esa brida y con los neumáticos asimétricos. Hemos probado muchas cosas con vistas a poder tener una base de puesta a punto si decidimos volver a participar con él. Bajar el récord del pasado año en estas condiciones demuestra el buen trabajo de todo el equipo Auto-Laca y de Prodrive”, añade.

 

Ahora, la ilusión de Luis Monzón es poder seguir brindando triunfos a la afición y a la que es su casa. “Yo estoy preparado para lo que sea, con toda la ilusión del mundo, pero el equipo ha trabajado muchísimo no sólo para poder tener el MINI en las mejores condiciones, también para actualizar el R8 LMS. Ahora hay que presentar programas a los posibles patrocinadores y que Ángel Ramos y su equipo Auto-Laca Competición decida dónde ponemos el punto de mira esta temporada”.

 

En la mente de Monzón planea ya la proximidad del Rally Islas Canarias, una prueba que, al ser puntuable para el FIA European Rally Championship, el nuevo Supercampeonato de España de Rallies y el Campeonato de España de Rallies de Asfalto, requiere un ritmo de competición muy alto. “El calendario es el que es y la verdad es que no tenemos muchas alternativas para alcanzar ese punto que le da a un piloto correr rallies. Por mi parte, claro que tengo la ilusión de participar de nuevo con un R5, pero debemos tomar nota de lo hecho en las últimas ediciones del Rally Islas Canarias. Espero en breve poder correr otras carreras para seguir dando triunfos al equipo Auto-Laca Competición y patrocinadores”.

Deja un comentario