Remontada truncada de Dani Sordo en Cerdeña

Tras haber recuperado dieciséis posiciones en una espectacular remontada, Dani Sordo y Marc Martí se verán penalizados al no poder acabar la larga jornada del viernes del Rally de Italia-Cerdeña, prolegómeno de la de mañana sábado, que será la etapa más larga del Campeonato del Mundo de Rallyes desde 2012.

 

Sordo comenzaba fuerte la prueba italiana, siendo segundo en la corta especial de Cagliari que abría el rally, refrendando así el ritmo que había mostrado durante el shakedown, donde marcaba el mejor tiempo, pero los comisarios le imponían una penalización por haberse adelantado en la salida del tramo, lo que le obligaba a escalar posiciones a lo largo de los nueve tramos disputados hoy.

 

Una vez más, la elección de neumáticos iba a ser clave desde el comienzo del día, ya que aparecía una ligera lluvia que beneficiaba a aquellos pilotos que habían montado al menos dos neumáticos blandos desde el día anterior. Sordo se defendía bien, y marcaba un tercer mejor tiempo en Grighine Sud, primera cronometrada de la jornada, que ya le permitía recuperar nada menos que quince posiciones, colocándose quinto, para continuar con una progresión que le aupaba hasta la cuarta posición mediada la etapa.

 

El piloto español de Hyundai Motorsport finalizaba entre los tres primeros clasificados en un total de cinco de los diez tramos cronometrados disputados hasta el momento, mostrando un sólido ritmo en las difíciles pistas sardas, lo que le permitía consolidar la cuarta posición. Sin embargo, tras tener un  problema en la suspensión trasera de su Hyundai i20 WRC antes de la octava especial del día, el piloto español perdía la rueda trasera izquierda a poco del final de la última especial: “Ha sido una lástima la penalización de ayer, porque podríamos haber estado aún más arriba en la clasificación gran parte del día. Hemos estado en los tiempos de cabeza. A falta de dos tramos para acabar el día he notado que algo no iba bien en la suspensión trasera. El coche se movía mucho y era difícil mantener la trazada. Se ha roto una estabilizadora y no hemos podido atacar como quisiéramos. En el último tramo hemos tocado con algo en una curva lenta y hemos perdido una rueda. Espero que se pueda solucionar sin problema en la asistencia para poder reincorporarnos mañana”, comentaba el piloto español  después de la última especial del día.

 

La jornada de mañana sábado será la más larga del Rally de Italia-Cerdeña, con un  total de 677,70 kilómetros, de los cuales 212,83 serán cronometrados repartidos en nueve especiales, destacando entre ellas Monte Lerno, de 42,22 kilómetros, a la que se deberán dar dos pasadas.

Deja una respuesta