Problemas con un sensor impidieron a Aznar disfrutar con el Peugeot 206 World Rally Car

RALLYE VILLA DE TEROR – GRAN CANARIA HISTORIC RALLYE

 

Un desafortunado fallo en un sensor frustró de forma prematura la participación de José Antonio Aznar y su copiloto, José Crisanto Galán, a bordo del Peugeot 206 WRC en la séptima edición del Gran Canaria Historic Rallye, prueba para vehículos históricos celebrada el último fin de semana septiembre conjuntamente con el 39º Rallye Villa de Teror.

 

Aznar acudió a la competición organizada por la Escudería Aterura dispuesto a disfrutar del pilotaje de su Peugeot 206 WRC, una unidad utilizada en su día por el británico Richard Burns en el campeonato del mundo de rallyes. Sin embargo, a poco de iniciarse el tramo que abría la competición en la noche del viernes, se empezó a enceder el chivato de la luz de presión del circuito del agua lo que obligó al piloto almeriense a reducir el buen ritmo que llevaba hasta entonces. Poco después, en vista de que el indicador de temperatura seguía mostrando valores anormalmente altos, José Antonio no tuvo más remedio que detenerse al entrar el motor en modo de protección.

 

El sábado por la mañana, después de realizar una reparación de emergencia para poder reengancharse al rallye, los problemas se volvían a presentar en la segunda especial y el abandono era inevitable. Una lástima dado el gran esfuerzo realizado tanto por la organización de la prueba como por Aznar y todo su equipo para tomar parte en el Gran Canaria Historic Rallye. Una competición con gran ambiente, a la que el campeón andaluz de rallyes espera volver en una próxima edición para disputarla al completo con el 206 WRC y devolver de ese modo a la afición canaria el cariño y entusiasmo con el que le han vuelto a acoger en esta ocasión y al que la mala suerte, en forma de avería, le impidió corresponder como le hubiera gustado, dando espectáculo en los tramos con el Peugeot.

Deja un comentario