Mala fortuna para Víctor Fránquiz y José María Umpiérrez en el Rallye de tierra Gran Canaria

– Un problema mecánico les hizo abandonar a tres kilómetros de la meta final y cuando estaban en condiciones de luchar por la cuarta plaza.

 

Los subcampeones del Autonómico de rallyes sobre tierra no tuvieron nada de suerte en el arranque del certamen 2015. Víctor Fránquiz y José María Umpiérrez, cuando estaban realizando un excelente Rallye de tierra Gran Canaria, fueron víctimas de la mecánica a tan solo tres kilómetros de la meta del último tramo.

 

“Fue en el peor momento posible ya que prácticamente nos encontrábamos terminando el rallye”, apuntó Víctor Fránquiz una vez pudo asimilar el duro trance del abandono. “Estábamos con opciones de luchar por la cuarta plaza”, un lugar que Fránquiz y Umpiérrez ocuparon durante buena parte del rallye. Los del Mitsubishi Lancer Evo VIII, y su nómina de patrocinadores compuesta por ServiVentura 24H, Gestiones Fuerteventura, EsteticPark, Fránquiz Automoción-Mitsubishi Motors, D&M Rotulación, Taller Víctor, Cafetería Son-Son, Mármoles Venus, Machín Seguridad, La tienda del Soldador, Carburos Metálicos, Codeplag, Calzados Cely, Ayuntamiento de Antigua, Tapicería Maxorata, Autos Víctor Canarias, Auto-Taller La Antigua, Imprenta Umpiérrez y Aluminios Araya, acabaron, a pesar de todo, satisfechos por las prestaciones mostradas.

 

“No contábamos con neumáticos nuevos y eso nos perjudicó en algunos de los casos”, un detalle que aún realza las prestaciones en unos tramos muy diferentes a lo largo de toda la jornada. Las especiales características de ‘Rosiana’, el duro terreno de ‘Bahía Feliz’ o la exigencia de ‘Pozo Izquierdo’, fueron los escenarios en donde Víctor y José María mostraron que su condición de subcampeones en 2014 no fue fruto de la casualidad. Una muestra de ello fue el tercer mejor tiempo scratch que firmaron en ‘Bahía Feliz 2’, un escenario en el que sufrieron un pinchazo en la rueda trasera derecha en su primera pasada.

 

Un detalle esperanzador en una penúltima especial que, a la postre, fue la última que pudieron completar. Mientras centraban sus esfuerzos en completar ‘Pozo Izquierdo – Sardina’, con la cuarta plaza en el horizonte, una avería mecánica les dejaba en la cuneta a un paso de la meta final. “Iba todo bien hasta que tuvimos que parar el motor”, recordaba un Víctor Fránquiz que, en el fondo, era sabedor de los buenos cronos conseguidos.

 

El piloto de Jovi Sport y el CD FuerteMotor mira al futuro, “ahora toca llegar a casa y evaluar bien los daños para saber cuándo tendremos la oportunidad de ponernos a los mandos del Mitsubishi”. Teniendo en cuenta que su proyecto en 2015 orbita alrededor del campeonato provincial esto, al menos, ofrece algo de tiempo para reordenar toda la maquinaria.

Deja una respuesta