Liam Whaley, imagen del nuevo Mitsubishi L200, conquista el campeonato del mundo de Kitesurf

Liam Whaley, imagen elegida por Mitsubishi para promocionar el lanzamiento del nuevo L200, ha dominado el Campeonato del Mundo de Freestyle de Kitesurf en 2015 gracias a la absoluta dedicación y pasión que ha sentido siempre por el Kitesurf. El rider español ha conseguido unos magníficos resultados en la presente temporada en el Campeonato del Mundo de Freestyle, lo que lo ha llevado a conquistar el status del título del Campeonato del Mundo en esta categoría de Kitesurf.

Liam1

Wow! Este ha sido un año increíble. Ha habido buenos y malos momentos, pero siempre compitiendo, viajando alrededor del mundo y aprendiendo nuevos trucos que es para lo que vivo. El kitesurf siempre me ha hecho disfrutar y no podría hacer nada más”, comenta Whaley.

El camino hasta llegar hasta aquí no ha sido fácil para el español. Después de empezar muy fuerte con sus dos victorias (Dakhla, Marruecos e Isla de Coche en Venezuela) sufrió una lesión en su tibia izquierda antes de la prueba de la VKWC en Tarifa que no le permitió competir al 100%. 10 días antes del evento de Tarifa, Whaley entrenando, intentó completar el difícil truco “Backmobe 7” cayendo desde 3 metros de altura debido al viento racheado, lesionándose la tibia.

Con el objetivo de permanecer en el liderato del Campeonato, Liam ideó una buena estrategia: “Mi entrenador y yo decidimos que la mejor opción era competir en Tarifa y no participar en la siguiente prueba de Fuerteventura. Tenía dolores constantes en mi pierna pero sabía que tenía que luchar en la cita de Tarifa para después recuperarme y descansar durante un mes”, comenta Whaley. El rider subió al podio en la prueba “de casa” y descartó participar en el siguiente evento de Fuerteventura para recuperarse y mantener su liderato en el ranking del VKWC.

 

En la siguiente cita de Alemania, la tibia de Liam no estaba del todo recuperada pero pudo entrenar dos días antes de la cita. Las condiciones del mar y del viento eran muy variables pero finalmente pudo hacerse con un fantástico 2o puesto en St. Peter Ording. La oportunidad para acabar primero se esfumó de sus manos al realizar su quinto truco fuera del área marcada para la competición. De todas formas sus buenos resultados lo mantuvieron líder en el ránking del Campeonato. “Esa fue probablemente la prueba más dura de mi vida. ¡Sentía toda la presión!” revela. Se anularon las últimas pruebas con lo que se adelantó el pronóstico de la temporada. “No sabía que era el campeón hasta hace pocas semanas cuando comprobé que el resto de pruebas se habían suspendido. Es una pena acabar la temporada así ya que me hubiera gustado celebrarlo con un podium en la playa. He entrenado muchísimas horas a lo largo de mi vida para estar en lo más alto del kitesurf y ahora que lo he conseguido, me ha faltado celebrar el título en el agua. Espero poder hacerlo en el 2016”.

Es posible que el próximo año el sistema de competición sea distinto pero lo que está claro es que Liam Whaley estará allí para pelear y consolidar el título. “Espero que el 2016 sea un buen año para la industria y para todos los seguidores del kitesurf. Voy a continuar entrenando duro esta pretemporada y voy a dar lo mejor de mí mismo para defender mi título del Mundo el próximo año”, comenta Liam Whaley.

Quiero agradecer a mis padres, familia, amigos y patrocinadores que han creído y apostado por mí y entre ellos Mitsubishi: Ha apostado por mí este año y me ha dado un coche increíble. El Mitsubitshi L200 es el Pick Up perfecto para los que practicamos deportes en los que necesitamos transportar mucho equipaje. Puedo llevar todo mi material por cualquier carretera y como tiene mucho espacio en la parte trasera, el interior nunca huele mal debido al agua ni se mancha con la arena. Se conduce como un SUV de alto nivel y cuando cojo las cuervas… me siento como si estuviera haciendo un giro en una ola mientras navego. Es mi coche perfecto. Sin ellos iría caminando a la playa… Gracias”.

Deja una respuesta