Le tenía mucho miedo a tu muerte

A lo que se quiere y se ama nunca se le hace daño.

Lolo

Nunca imagine que pudiera pasar y sucedió. A pesar de todo lo habido y por haber, nunca te rindas, nunca dejes de sonreír, porque la Vida es para vivirla y es estupenda y maravillosa. ¿Lo dudas?. No soy de esas personas que se callan todo y se lo guardan para dentro. Todo lo contrario, no me gusta hablar ni dialogar sino lo siguiente de lo siguiente. De tanto aguantar y aguantar callado, llega el día de reventar por dentro y hoy es uno de esos días. Hace algunos años que tomaste la decisión de irte y, desde aquel día, han sucedido muchísimas cosas: pequeñas y grandes. Las más grande y la más importante de todas es que aún a pesar de todo lo habido y por haber sigo más vivo que nunca y no se porqué.

Hoy meditando y reflexionando del día a día, ha vuelto a mí cabeza y a mi mente cada momento e instante muy trágico; han vuelto con la misma viveza como si fuera ahora mismo que cuando las sufrí en carne propia, pero sin la carga de bestial y brutal dolor tan extremo que sentía en aquellos momentos e instantes.

Sin embargo, el sentimiento de tremendísimo dolor y la gran ausencia, de un ser divino, estupendo y maravilloso que se perdió con la muerte de mi Vieja Sabía permanece intacto de por Vida. Hay días que apenas lo noto, trabajando y teniendo mi cabeza y mente atareada con aquello , con esto y con lo otro. Pero hay días, que vuelve a mí terroríficos y terribles momentos e instantes, y no hay nada que lo haga más pequeño. Ni tan siguiera una palabra amable, y tierna, ni siguiera un abrazo, ni un beso. Está ahí, y nada ni nadie me lo puede quitar. Lo llevo y sobre llevo como buenamente puedo. Veces mejor y otras no tanto.

He estado recapacitando si escribir o no mi terrible pequeña historia personal. Y la verdad que después de tantos años aguantando y aguantado de prácticamente de todo hoy me he decidido a contar tanto dolor y dolor por no saber valorar y saber apreciar como se merece a la buena persona de corazón grande y valiente como mi Vieja Sabía. Una vez muerto ya no se puede hacer nada. Simplemente nunca olvidar a esas personas buenas que nos enseñaron todo lo verdaderamente importante en está Vida y en este Mundo.

Ahora vuelvo a resurgir una vez más como el ave fénix y van ni se cuantas con más fuerzas que nunca después de haber llorado y llorado lo que no está escrito. Nunca me ha importado lo que hablen y digan de mi porque desde que tengo uso de razón he vivido mi vida como me ha dado la gana y lo sigo haciendo hasta mi muerte. Ahora, no me importa compartir y escribir de casi todo un poco, sobre todo del mejor deporte del Mundo. Las dos y las cuatro ruedas. Muchísimas veces, intentaba imaginar la muerte de mi Vieja Sabía pero por más que lo intentaba era misión casi imposible de imaginar. Hasta que hace unos años ella tenía una depresión muy severa, y ya nos había dado algún susto. La llevamos a médicos, psicólogos y psiquiatras particulares pero no había forma ni manera de que se recuperará, así que intuía que algo grave podría suceder e intentaba prepararme para ese momento. Porque por más que intentaba ayudarla y hablarle no había manera de que me entendiera.

Y como bien me dijo, no quiero nada tesoro. Sólo quiero abrazos y besos y no tanto desprecio. Cuando llegó el final, de su drástica decisión supe que nadie puede estar preparado por mucho que lo intente para una muerte así. Y para mas inri se despidió de esté juntaletras que escribe. El dolor es tan espeluznante y tan aterrador que te deja totalmente en un estado de shock que a día de hoy sigo sin creérmelo aún siendo verdad verdadera. Lo que me ha sucedido en carnes propia. De todas las situaciones a las que me enfrentado en mi Vida está la peor de todas, y no sabía cómo hacerlo, ni que hacer, ni a donde ir. En un estado de shock que mejor no contar. Me fui a una psicóloga pero después de casi dos dialogando y hablando con ella tomé la decisión de que tenía que poner todo de mi parte para seguir viviendo mi Vida porque sabía que nada ni nadie haría nada por mi si primero no lo hacia yo mismo. Está muy claro que no existe una fórmula mágica para una tragedia como la que sucedió en mi Vida, cada uno lo hace como buenamente puede.

Desde ese preciso día, he intentado aprender a vivir sin mi Vieja Sabía y la verdad me ha costado y me está costando lo que nada ni nadie se podría imaginar. Las caras nos la vemos, los corazones no. Al menos lo tengo muy claro desde el principio hasta el final la Vida sigue y no se detiene por nada ni por nadie. Cada uno decide si quiere seguir o no. Yo tomé la decisión de seguir y la verdad gracias de todo corazón a mi Vieja Sabía por todas sus enseñanzas y su sabiduría. Nunca me imagine que fuera tan duro vivir sin ti, sin tu presencia, sin tus abrazos, sin tus besos, y sobre todo sin tu amor, sin tu cariño y sin tu aprecio a mi persona. Como bien me decías yo tampoco quiero nada. Solo quiero abrazos y besos y no tanto desprecio. En verdad, me he visto más solo que la una y ya me lo había advertido mi Vieja Sabía en su despedida.

La pena que me queda Lolo es que te vas a ver más solo que la una. Y cuando más he necesitado de todos los que dicen que me quieren no los he visto ni en pintura. A pesar de todo, siempre aprendo a base de palos como el burro. Y palos me han dado por todas partes y el peor palo de mi Vida ha sido la escalofriante muerte de Vieja Sabía. Prohibido sentarse a esperar que suceda. La Vida es para vivirla y disfrutarla al nivel máximo las 24 horas del día los 365 días del año. En la orilla del río cantaba una loca y cada uno se jode cuando le toca. Y sí me he sentido muy tocado mentalmente y psicológicamente, casi hundido y casi destruido por dentro, sobre todo sin tener a nadie a quien poder contarle todo esto, y que me escuchara desde su corazón, e incluso que no se riera de mi en mi propia cara.

Algunos y algunas me dicen que son paranoillas mías, y que estoy muy mal de mi cabeza y de todo. La verdad verdadera es que nadie se puede imaginar el problema bestial y brutal psicológico y mental que produce está tremenda enfermedad, más que el físico y respetar es lo que hay que hacer y es lo mínimo aunque hoy en día el respeto, la educación, los valores, la ética y la dignidad casi no existen. Sólo unas pocas buenas personas saben de lo que les escribo y suelen ponerse en la situación del otro y lo llaman empatía pues eso es lo primero que hay que hacer ponerse un minuto en el lugar de la otra persona para que entiendas y comprendas su situación y el porque de esa depresión. Cómo hoy en día, ni antes ni después se escucha desde el corazón sino a ladrar más que los perros y ya saben como decía Miguel de Cervantes en El Quijote, “Sancho, deja que los perros ladren, es señal que vamos cabalgando”

Lo que no se cuenta no se sabe. Si quieres que te ayuden y no lo cuentas. ¿Cómo quieres que te ayuden?. Así que si necesitas ayuda a quien tienes a alguien que está dispuesto a escucharte desde el corazón y sin reírse de ti sea la situación que sea. Más fuerte y más vivo que nunca. ¿Lo dudas?. A por ello de principio a fin, viendo lo visto es lo más mejor… ¿Lo dudas?. Full Attack Máximum… #fotosportcanarias

Patrocinadores Foto Sport Canarias

Nacional
Manuel Guillén Pestana

Gustavo Sosa con botas nuevas en Lorca

El piloto majorero Gustavo Sosa estrenará botas nuevas en el Rallye Tierras Altas Lorca Todos los aficionados tienen un deporte en este caso el deporte

Regional
manuel

Presentación RS Tomás Viera

Tinajo apoya dos importantes citas del automovilismo de Lanzarote – Este sábado el rallysprint en el tramo «El Cuchillo» y el 23 de julio el