La historia de Pablo Suárez: técnico y piloto de pruebas de coches de 1.000 CV

Pablo Suárez se especializó como técnico en el Máster de QEV Academy en 2016 y tras acabar sus prácticas se incorporó a la empresa. A la vez, competía en rallies.

Actualmente trabaja en el departamento de diseño y también desempeña funciones de piloto pruebas de los proyectos de QEV Technologies.

Como probador ha participado en el desarrollo de coches como el Hispano Suiza Carmen o el BAIC Arcfox-7, que pudo pilotar durante varios eventos en China y también como “Pace Car” en el campeonato chino de GT.

Pablo Suárez es uno de los muchos empleados que forman parte de la empresa de ingeniería QEV Technologies, pero su historia es sin duda una de las más singulares. Este canario de 27 años nació en un ambiente de carreras, rodeado de motores y de coches: su padre, Domingo Suárez, era (y sigue siendo) piloto de rallies. Él fue su primer referente, a quien desde pequeño se quiso parecer, y nunca dudó en que quería dedicarse al mundo del motor.

Primero lo hizo como piloto, debutando en pruebas de slalom a los 16 de años, antes de pasar a participar en competiciones de hielo, campeonatos de rallies autonómicos en Canarias y después también a nivel nacional. Al mismo tiempo que se abría paso como uno de los pilotos canarios de rallies más prometedores, se formaba como ingeniero en la universidad, y decidió dar un paso más: especializarse en automoción y vivir de su gran pasión, sin dejar de lado las carreras.

Del aula a los circuitos

Mientras cursaba la carrera de Ingeniería Industrial, Pablo se dio cuenta de que el temario no le guiaba hacia el diseño, fabricación y/o desarrollo de coches, que era lo que a él le apasionaba. Por eso decidió buscar un programa de formación que sirviese de complemento a todo lo aprendido. Desde su Canarias natal vio un anuncio en internet que publicitaba el Máster y Curso Superior Universitario de Especialista en Motorsport y E-Racing de QEV Academy. Sin dudarlo, decidió inscribirse y viajar hasta Barcelona para entrevistarse con su director, Andrés Castillo.

“El Máster me llamó la atención porque vi un temario muy atractivo y también un interesante plan de prácticas en un equipo de carreras, rodeado de profesionales en activo, y eso es muy difícil de encontrar”, recuerda. “Rellené mi inscripción y me reuní con el director de formación, Andrés Castillo. Me dijo que no hacía falta que viajara hasta Barcelona, que podíamos vernos por videoconferencia, pero yo lo tenía muy claro y quería empezar a respirar el ambiente que me encontraría”.

Pablo guarda muy buenos recuerdos del Máster, tanto de las clases presenciales como de las prácticas en taller y, cómo no, de las prácticas en carreras, un factor diferenciador de esta oferta formativa. “Recuerdo el momento en el que tuvimos que desmontar y montar un coche de carreras entero, y también mis prácticas en diferentes proyectos. Hice algunas carreras con un equipo del Mundial de Turismos como ayudante de ingeniero y también colaboré con el equipo Mahindra de Fórmula E analizando sus tiempos por vuelta y su consumo de energía, y después participé en el desarrollo del tren propulsor para la tercera temporada del campeonato. En definitiva: pasé de estar sentado en un aula universitaria a ‘mancharme las manos’ trabajando en lo que de verdad me gusta”.

Una de las máximas del Máster y Curso de Especialización en Motorsport de QEV Academy es que los mejores alumnos se quedan en la empresa y se incorporan a QEV Technologies. Pablo lo consiguió y se unió al departamento de diseño: uno de los primeros proyectos en los que estuvo implicado fue el BAIC Arcfox-7, un deportivo biplaza 100% eléctrico de 600 CV, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos, diseñado en España por QEV Technologies para la empresa china BAIC, y en el que se aplicó toda la experiencia acumulada en la Fórmula E.

Piloto de pruebas del Hispano Suiza Carmen, BAIC Arcfox-7… ¡y hasta del Fórmula E!

A pesar de trabajar como técnico en las oficinas de QEV Technologies, Suárez se llevó hasta Barcelona su casco y mono de competición, ya que entre sus tareas en la ingeniería española se encuentra también la de piloto de pruebas. El canario, además de trabajar en la oficina de diseño de la empresa, se encarga de probar en circuito los coches construidos en la sede de QEV Technologies.

Entre ellos está, cómo no, el BAIC Arcfox-7, al que Pablo está unido de una forma muy especial. Y es que en 2018 Arcfox se convirtió en patrocinador del Campeonato Chino de GT y su deportivo estrella ejerció de “Pace Car” en las siete pruebas de la temporada, liderando al pelotón en las salidas de las carreras y también dando vueltas de exhibición junto con VIPs. Pablo fue el piloto elegido.

“Recuerdo esta experiencia con mucho cariño. Me pidieron que me fuese hasta China para rodar con él porque en realidad nadie había dado tantas vueltas como yo. Aprendí mucho, fue una experiencia muy buena, sobre todo el rodar en circuitos tan espectaculares como el de Shanghái, el de Pekín o hasta el de Wuhan. Estuve un año viajando constantemente hasta China y eso también me permitió descubrir una cultura totalmente nueva”, recuerda.

Otro de los grandes proyectos en los que Pablo ha estado involucrado es en el de desarrollo del Hispano Suiza Carmen, que sin duda es uno de los vehículos más innovadores, radicales y espectaculares creados en España, y que además marca el resurgir de un fabricante histórico con unas prestaciones de ensueño. Se trata de un coche 100 % eléctrico y tracción total, de 1.019 CV de potencia que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y de alcanzar los 250 km/h. Todo ello con hasta 400 km de autonomía.

“Hablar del Hispano Suiza Carmen es hablar de palabras mayores. Sus prestaciones son brutales: es un auténtico coche de carreras adaptado para la calle. Un producto exclusivo que solo podrán tener 19 personas en el mundo y que yo he tenido la suerte de probar durante todo su desarrollo. En QEV Technologies hemos hecho un duro trabajo durante años que ha dado sus frutos, en términos de potencia, diseño y también de comportamiento, porque a pesar de ser un coche muy pesado (1690 kg), es muy estable y tiene mucho agarre”, explica, recordando también un momento muy especial vinculado a este coche: “El año pasado tuve la suerte de poder conducirlo por las calles de Barcelona, y fue una experiencia brutal. ¡Todo el mundo giraba la cabeza cuando pasábamos a su lado! Y no es para menos…”

Además de los deportivos de calle, Suárez también ha tenido la oportunidad de probar un Fórmula E del equipo Mahindra Racing. Fue, además de por sus capacidades, porque el piloto titular en aquel entonces – Nick Heidfeld – tuvo que marcharse del circuito antes de finalizar la jornada. Para no desperdiciar el tiempo de test que quedaba, el jefe del equipo llamó a Pablo, que se desplazó rápidamente hasta Calafat. “Fue algo anecdótico, pero muy interesante, porque no todo el mundo tiene la oportunidad de probar un coche tan tecnológico y divertido de conducir como este. Curiosamente, esta circunstancia define un poco mi trabajo: ¡un día estás en la oficina y al otro subido en un coche de carreras!”.

“Si te formas en QEV Academy saldrás preparado para la realidad”

Pablo Suárez tiene claro que eligió bien su camino para dedicarse a nivel profesional al motor. Por ello recomienda el Máster y Curso de Especialización en Motorsport y E-Racing a aquellos mecánicos e ingenieros que quieran entrar a formar parte del mundo del motor.

“Este es un Máster que te prepara para la realidad y para lo que te vas a encontrar cuando salgas ahí fuera. Es un lujo poder aprender de profesionales que actualmente están en activo en equipos de carreras o en la propia QEV Technologies, y por supuesto es una gran oportunidad el hacer prácticas en un equipo de carreras. También es muy importante la formación que ofrece en automovilismo eléctrico, que como sabemos tendrá un papel clave en el futuro, y no estar preparado puede dejarte atrás en tu trabajo como mecánico o ingeniero. No podemos ignorar que QEV Technologies es la referencia en el campo de la electrificación”, señala, antes de acabar con una frase: “A mí este Máster me abrió muchas puertas y, en definitiva, me cambió la vida”.

Pablo, que se siente como un aprendiz más rodeado de profesionales con décadas de experiencia, está ahora involucrado en el desarrollo de los coches del Campeonato FIA Júnior Rallycross eléctrico, del que QEV Technologies es promotor y fabricante de todos los vehículos que formarán parte. Mientras tanto, no se aleja del volante y aprovecha cualquier oportunidad que se presenta para competir en su otra pasión, los rallies, y ponerse al volante.

QEV Technologies: “De la competición a la carretera”, ingeniería especializada y pionera en movilidad eléctrica.

La empresa QEV Technologies se encuentra establecida en Montmeló (Barcelona), aunque ofrece servicios en todo el mundo, y está formada por profesionales del mundo del motor y la competición con dilatada experiencia. Entre las labores habituales de la empresa se encuentran el proporcionar soporte técnico a equipos de competición o a marcas de automóviles, siendo pioneros en el uso y desarrollo de tecnología eléctrica para su aplicación en automoción.

Entre la experiencia de QEV Technologies se encuentra el apoyo técnico proporcionado al equipo del primer piloto campeón de la historia de la Fórmula E (NEXTEV) en el debut de la competición en la temporada 2014/2015, así como a Mahindra Racing desde 2015 hasta la actualidad, y a NIO Formula E Team desde la temporada 2019/2020. También ha sido responsable de la creación de exclusivos superdeportivos de calle 100% eléctricos como el Hispano Suiza Carmen y el Carmen Boulogne, o el Arcfox GT y el Zedriv GTx para dos de los fabricantes chinos más importantes. Todas las partes implicadas en el proceso se han realizado en la sede de Montmeló, llevando a cabo todo el diseño, construcción y desarrollo completo del vehículo.

 

 

Deja una respuesta