La acción más pequeña es mejor que la intención más grande

A veces un pequeño gesto y detalle es el que marca la diferencia.

El pasado sábado una vez llegado al pueblo de Doramas Alto en Moya aparcó mi coche particular cerca de la entrada de ese pueblo y un poco mas abajo de la salida de la Subida Villa de Moya en una zona que parecía que tenía poco barro. Hasta aquí todo OK.

 

Luego me dirijo un poco por debajo de la curva de la Josefa para realizar unas fotografías en las verificaciones y una vez termino me voy raudo y veloz, a coger mi coche para irme a la meta. Cual fue mi tremenda sorpresa, sorpresa, que mi coche no sale para atrás ni para adelante del barro que había. Me dirijo a varios deportistas que estaban por allí presto para empezar la Subida faltaban diez minutos para el cierre de carretera. Imagínense como podía estar.

 

Me dirijo a varios deportistas para ver si me podían empujar el coche hacia atrás para entrar en el asfalto de culo y poder salir hacia arriba. Algunos deportistas que si no podían ayudarme porque se ensuciaban las botas y no se que más. Alucinando en colores me quede. Simplemente, fue por necesidad no por gusto. En fin, en la viña del señor ya se sabe. Pues me voy directo a Marcos Jiménez piloto que participaba en la prueba para ver si me podía ayudar a empujar mi coche. Marcos Jiménez sin dudarlo un instante vino enseguida con dos personas más no recuerdo si eran pilotos o no y tampoco me acuerdo que dos personas eran ni sus nombres para nombrarlos. Les pido mil disculpas por ello.

 

Lo que si quiero es agradecer públicamente una vez más y ahora por escrito. Ya lo hice en directo a través de Instagram y también personalmente el pasado sábado una vez terminada la entrega de trofeos de la 16º Subida Villa de Moya. Muchas gracias de todo corazón Marcos Jiménez por el gran gesto y el gran detalle que tuviste y esas dos personas, en venir en mi ayuda y empujar mi coche para salir de la situación complicada y delicada en la que me encontraba. Adiós gracias todavía quedan pilotos y personas grandes por fuera y por dentro. Un enorme abrazo para todos esas personas de corazón grande y valiente como ellas solas. Seguiremos compartiendo historias en fotografías y contenido.

Deja una respuesta