La A.D.A.C. presenta recursos ante la Junta Canaria de Garantías Electorales del Deporte

La Asociación de Deportistas del Automovilismo de Canarias (A.D.A.C.), a través de varios de sus afiliados que se presentan como candidatos para formar parte de las Asambleas de la Federación Canaria de Automovilismo (FCA), de la Federación Interinsular de Automovilismo de Las Palmas (FALP), de la Federación Interinsular de Automovilismo de Santa Cruz de Tenerife (FIASCT) y de la Federación Insular de Automovilismo de La Palma (FIALP), han presentado Recursos ante la Junta Canaria de Garantías Electorales del Deporte [órgano de ámbito territorial canario que vela, de forma inmediata y en última instancia administrativa, por el ajuste a Derecho de los procesos electorales]contra Resoluciones de la Junta Electoral(designada por la FCA) en el proceso electoral convocado el pasado 25 de septiembre.

Entiende la ADAC que la Junta Electoral, en el mencionado proceso electoral, viene vulnerando, tanto en el fondo como en las formas la normativa electoral emanada del Gobierno de Canarias y que la FCA ha hecho suya para estas elecciones.

 

Hasta la fecha básicamente son cuatro los incumplimientos de las normativas legales por parte de la Junta Electoral, de los que uno de ellos afecta a las formas y tres afectan al fondo de las elecciones, y son los que han motivado los recursos presentados.

 

Respecto al primero, que afecta a las formas, la Junta Electoral se ha saltado a las primeras de cambio los plazos del Calendario Electoral. Tenía que haber resuelto y publicado determinados trámites del proceso electoral el pasado miércoles 3 de octubre y lo hizo, fuera de plazo, al siguiente día, jueves 4 de octubre. Los principios de legalidad y seguridad jurídica, consagrados en el artículo 9.3 de nuestra Constitución Española, saltaron por los aires.

 

En cuanto al primer incumplimiento que afecta a la normativa electoral, desde el principio se han vulnerado los trámites del proceso electoral que están perfectamente delimitados en el artículo 6del Reglamento Electoral General de las Federaciones Deportivas Canarias, que recoge literalmente lo que establece al respecto el artículo 9.3de la ORDEN de 4 de octubre de 2001, por la que se regulan los procesos electorales en las Federaciones Deportivas Canarias [BOC Nº 137. Viernes 19 de Octubre de 2001 – 1483]. El proceso electoral, hasta la fecha, debió seguir la siguiente secuencia de trámites:

 

1º.- a) Convocatoria, con publicación del Calendario Electoral, Censo electoral Provisional y Tabla de Distribución Provisional, y apertura del plazo para su impugnación.

 

2º.- b) Aprobación del Censo Electoral Definitivo y la Tabla de Distribución Definitiva.

 

3º.- c) Presentación de candidaturas, con publicación de las candidaturas admitidas y excluidas provisionalmente, plazo para impugnarlas y publicación de candidaturas admitidas y excluidas definitivamente.

 

La Junta Electoral, en un totum revolutum, abrió y cerró los plazos de presentación de candidaturas a las Asambleas federativas cuando aún no estaban aprobados ni el Censo Electoral Definitivo ni la Tabla de Distribución Definitiva por islas y estamentos con derecho al voto. De un plumazo, la Junta Electoral se cargó el principio de legalidad establecido en el artículo 9.3 de nuestra Constitución.

 

El segundo incumplimiento legal por parte de la Junta Electoral viene por darle mayor relevancia al Formulario 0.8del BLOQUE II FASE PREVIA Listados precensales relativo a las Federaciones Canarias CON Federaciones Insulares/Interinsulares(publicado en la página web de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias, en el apartado de Modelos de los procesos electorales), que sólo tiene en cuenta las licencias emitidas en los años 2017 y 2018 por la FAC, que al artículo 5.1de la ORDEN de 4 de octubre de 2001, por la que se regulan los procesos electorales en las Federaciones Deportivas Canarias[BOC Nº 137. Viernes 19 de Octubre de 2001 – 1483], que exige a los deportistas, a los clubes y a los oficiales un doble requisito para tener derecho al voto: (1º) Tener licencia durante las temporadas 2017 y 2018, y(2º) haber participado en competiciones oficiales en ambas temporadas (aunque sea en una prueba por año).

 

Esta anomalía legal vulnera los principios de legalidad y de jerarquía normativa regulados en el artículo 9.3 de nuestra Constitución, y tiene como consecuencia directa unos Censos Electorales y una Tabla de Distribución por islas y estamentos que no se corresponden con la legalidad.

 

La tercera ilegalidad jurídica por parte de la Junta Electoral es haber incluido en el censo de oficiales a personas que no reúnen los requisitos de los artículos 75 y 76 de los Estatutos de la FCA, vulnerando con ello el principio de legalidad consagrado en el artículo 9.3 de nuestra Constitución.

 

La ADAC, como no puede ser de otra manera, defenderá siempre el cumplimiento de la ley y velará expectante y atenta a que el proceso electoral que afecta a los deportistas sea legal, limpio y transparente en cada uno de sus trámites.

 

 

LA JUNTA DIRECTIVA


¿Y tú qué opinas al respecto? Deja tu comentario!