Gustavo Sosa: Punto final a una intensa temporada 2015 desde la quinta plaza

El piloto de Fuerteventura logró auparse hasta el ‘top cinco’ en el Rally Vila de Ourique portugués. Con Juan Luis García de copiloto y al volante del Mitsubishi Lancer Evo IX de ADAS Sport, disfrutó al máximo de esta experiencia internacional que espera que le pueda ser útil para el futuro.

 

Sosa-2015-7_1

Gustavo Sosa puso este domingo la guinda a una temporada 2015 verdaderamente intensa. Fue en el Rally Vila de Ourique, la decimonovena prueba de este año en el que ha abarcado el Campeonato de España de Rallies de Tierra, el autonómico canario de rallies de tierra, el provincial de Las Palmas de Rallies de Tierra, el insular de Fuerteventura, parte del autonómico de slalom y pruebas fuera de agenda como esta participación en Portugal, la de Madrid en el nacional de asfalto o su primera experiencia en montaña en Betancuria, entre otros.

Su presencia en este Rally Vila de Ourique haciendo equipo por primera vez con Juan Luis García, respondía a la voluntad del piloto majorero de despedir el año deportivo con una prueba con la que poder añadir experiencia a su bagaje fuera de Canarias. Sin una posición definida como objetivo y con el recuerdo de su participación en el Rally de Portugal del WRC en 2014 en parte del recorrido que comprendía los tramos de ‘Santa Luzia’ (12,29 km) y ‘Garvao’ (9,27 km), hizo una carrera de menos a más.

Esa experiencia mundialista sirvió de simple referencia, ya el recorrido de este Rally Vila de Ourique tenía poco que ver. En los primeros compases fue haciéndose al recorrido y a su nuevo copiloto, aunque al discurrir la carrera por pistas estrechas pero muy rápidas, su Evo IX Grupo N –el único de esta categoría– se mostró más lento que el de sus rivales por esas primeras posiciones.

“Los tramos eran bastante variados y muy bonitos. Carreteras rápidas pero estrechas en medio de bosques y otras más abiertas en prados. También había rasantes ciegos que exigían mucha ‘fe’ y en los que Juan Luis y yo empezamos a sentirnos cómodos a partir de la segunda pasada”, explica el de DISA. Fue a partir de la quinta especial cuando encontró cuál era su sitio en este rally a sólo seis asaltos. Escaló hasta la quintaposición desde la séptima y aunque en dos especiales se topó con la estela de polvo de un equipo que iba averiado, terminó satisfecho del resultado y, sobre todo, de la experiencia.

“Además de la organización, que fue perfecta, siempre es un placer correr un nuevo rally y poder medirte a otros rivales. Había un buen nivel y, como he dicho, el recorrido era fantástico”, apuntó el piloto que este año ha contado con el patrocinio de DISA, Turismo de Fuerteventura, Oasis Park, Cabildo de Fuerteventura y Hertz.

Terminada esta temporada toca dar forma a la próxima, aunque quiere darse un respiro de algunas semanas antes de cerrarla por completo: “Puede que hagamos el Campeonato de España de Rallies de Tierra y también el autonómico canario, pero todavía es pronto para decir algo. Vamos a 

Deja una respuesta