Falcón-V. Pérez cumplieron el objetivo al pie de la letra en Asturias.

Rally de menos a más terminando a gran nivel y con buenas sensaciones.

IMG_7302

La 52ª edición del Princesa de Asturias, celebrada el pasado fin de semana no iba a ser una excepción a su historia, y como en la mayoría de las ocasiones, la climatología iba a ser protagonista de la carrera con su caprichosa presencia. Como consecuencia, un rally muy duro que determinó el abandono de casi el cincuenta por ciento de los participantes. A todos los que consiguieron pasar la meta habría que darles un premio por el hecho de haber superado las dificultades de la prueba, y en especial a alguien que hubiera estado casi un año y medio sin ponerse a l volante de un coche.

Este es el caso de Emma Falcón, que eligió esta complicada carrera para su reaparición, tras superar la difícil etapa de recuperación física. Acompañada de Víctor Pérez se plantó en el pódium de salida de Oviedo, con el objetivo de rodar y ponerse a punto, poco a poco, en lo que resta de temporada. Y a fe que lo hizo.

La etapa del viernes con 6 tramos muy delicados fue muy complicada. La falta de ritmo, concentración para atender notas y reconocer el coche todo al mismo tiempo, y por qué no decirlo muchos nervios y mucho respeto a la carretera, hicieron que los tripulantes del Fiesta R2 de RMC con los colores de Pluscar, Disa y Platino, marcaran unos tiempos sensiblemente más lentos de lo esperado por el equipo, pero siempre dentro del objetivo inicial que no era otro que adaptarse al coche, y sobre todo, terminar la prueba.

Tras analizar los motivos, y tratar de solucionar, sin conseguirlo, un persistente fallo electrónico que aunque no fuera la causa principal, sí que distraía constantemente a Emma, se salió en la mañana del sábado con la idea de que se podrían mejorar algo las prestaciones. Ya en el primer bucle, se rebajaron sustancialmente las diferencias con los líderes de la categoría, pero lo mejor estaba aún por venir. Con la aparición de la lluvia en la segunda sección, elemento que siempre mitiga las diferencias de potencia de los motores y saca a relucir las manos de los pilotos, Emma, bien dirigida por Victor, se empezó a codear con los más modernos R2 y superó con creces la inevitable comparativa con el otro Fiesta “gemelo” de RMC, presente en el rally.

Emma estaba relativamente contenta: “Aunque siempre salgo a ganar y es lo que me gusta, digamos que me voy satisfecha. No por el resultado pero si por la evolución registrada del viernes al sábado. Pasé de estar muy nerviosa antes de salir, a estar muy enfadada tras los 6 primeros tramos, para terminar no solo contenta sino ilusionada al final del rally. Ahora ya estoy pensando en Llanes y seguir con esa progresión.”

Fernando Capdevila, felicitaba a sus pilotos. “Emma y Victor han seguido la partitura al pie de la letra. Han sabido superar los temores y la frustración iniciales con calma, y demostrar su experiencia y conocimientos para finalizar llegando a meta y dejando muy buenas sensaciones. Han cumplido su misión, y eso conlleva el premio de poder seguir trabajando su puesta a punto en los próximos capítulos del CERA 2015.”

Este programa se puede llevar a cabo gracias a la colaboración de grandes marcas como son Pluscar, Disa y Platino.

Deja una respuesta