Enrique Cruz: “Tras la tormenta, llegará la calma.”

No pudo ser. Enrique Cruz no logró completar una sola ascensión a la Subida El Time, la segunda prueba del Campeonato DISA Autonómico de Montaña. Una avería irreparable en el circuito de refrigeración del Porsche 911 GT3 les dejaba sin opción de luchar por la victoria. En la mente del piloto canario ya sólo hay una fijación: la Subida La Pasadilla, en veinte días.

La concatenación de incidencias mecánicas que ha sufrido el equipo DISA Copi Sport en las tres últimas participaciones del Porsche sólo deja lugar a pensar que los resultados habituales llegarán más pronto que tarde. La mala fortuna -y las prisas por tener que competir en tres pruebas en sólo 16 días- quedarán atrás y las aguas volverán a su cauce. El pasado sábado, la isla de La Palma tenía todos los ingredientes para ver a Enrique y el Porsche amarillo, azul y blanco característico de DISA en el cajón más alto del podio, pero de nuevo una avería les dejaba con cara de tontos.

Fue desde la manga de entrenamientos en la que a unos metros de la salida el motor se calentaba e hizo necesario parar a mitad del trazado: “El coche cogió rápidamente una alta temperatura y decidí parar y ver en las asistencias qué podía ocurrir, antes de empeorar la situación, pues (en teoría) nos quedaban por delante las dos carreras oficiales. Sin embargo, pese al esfuerzo del equipo de mecánicos de DISA Copi Sport, no fue posible repararlo y con ello nos volvimos para casa sin siquiera tener una opción de luchar por el triunfo.”

“Es un golpe difícil de encajar, indudablemente, pero de todo se aprende y estoy convencido de que a partir de ahora todos nos esforzaremos mucho más si cabe en dejar atrás definitivamente los problemas. Sigo pensando que estamos en el mejor equipo y que esto es transitorio, aunque también entiendo a la afición que quiere vernos competir hasta el final en cada prueba. A ellos les diría que no desesperen, que los resultados van a llegar” declaraba Enrique durante el transcurso de la prueba palmera.

Fernando Capdevila, jefe de equipo del DISA Copi Sport, fue más claro que el propio piloto: “Asumo toda la responsabilidad de lo ocurrido. ¡¡¡Ni Enrique ni Disa se merecen esto!!!”. Estas fueron las declaraciones que en caliente realizaba Capdevila en las redes sociales el sábado… y las mantiene dos días después, propio de quien tiene las ideas muy claras antes situaciones como esta. “Estoy hecho de una pasta diferente a la de la mayoría de políticos y de algunos dirigentes deportivos, por lo que asumo de forma personal lo sucedido y actuaremos en consecuencia. Reestructuraremos el equipo para seguir siendo los mejores y devolver la fiabilidad plena a nuestras unidades. No quiero que se vea como una reprimenda, sino todo lo contrario. Mi deseo es que mis compañeros de viaje en esta aventura vuelvan a saborear cuanto antes las mieles de la victoria.”

Por otro lado, la responsabilidad y compromiso de Fernando con sus patrocinadores es firme, por lo que ante los últimos hechos les ha trasladado sus disculpas y algunas medidas correctoras, que además serán bienvenidas por todos los aficionados: “La culpa de lo sucedido en las tres últimas carreras ha sido íntegramente del equipo y DISA, aunque entiende que son cosas que pueden suceder, se merece mucho más. Por ello me he comprometido a sustituir estas carreras por otras que le den a Enrique la oportunidad de luchar por el título.”

El equipo DISA Copi Sport viajará desde La Palma hasta Gran Canaria para disputar, los próximos días 15 y 16 de mayo, la Subida a la Pasadilla.

Deja una respuesta