El nuevo modelo superior de la familia Q: Audi abre en Canarias el plazo de pedidos para el nuevo Audi Q8

El Audi Q8 combina la elegancia de un coupé premium de cuatro puertas y la versatilidad propia de un SUV de gran tamaño. El motor 3.0 TDI, potente y eficiente gracias al sistema Mild Hybrid, aporta el dinamismo que su diseño musculoso deja entrever. Con la tracción total permanente quattro y una altura libre al suelo de hasta 254 mm, el SUV coupé puede seguir el camino cuando termina el asfalto.

Versátil, deportivo y elegante: el concepto dimensional y espacial

 

Con 4.986 mm de longitud, 1.995 mm de ancho y 1.705 mm de alto, las proporciones del Audi Q8 hablan de deportividad y prestigio como en ningún otro SUV de la marca de los cuatro aros. La distancia entre ejes es de casi 3 metros y la altura libre al suelo, de hasta 254 mm. Gracias a su amplio habitáculo con espacio para cinco pasajeros, a su amplia zona de carga y a sus  numerosos huecos portaobjetos, el Q8 es un vehículo ideal para realizar viajes largos. El maletero tiene un volumen mínimo de 605 litros, que se amplían hasta alcanzar los 1.755 litros cuando se abaten los respaldos de los asientos posteriores, que pueden ser individuales y con regulación longitudinal.

 

Exteriormente, las proporciones deportivas y compactas, unidas a un techo bajo y unas ventanillas que se estrechan en su transición hacia la zaga, se combinan con innovadoras soluciones en la parte trasera, como la estrecha guía en negro brillante con luz integrada que conecta los dos grupos ópticos, creando una firma de luz diferente para el día y la noche. Para las luces delanteras, el cliente puede elegir entre dos variantes, ambas con tecnología LED, siendo la superior el sistema de iluminación opcional HD matrix LED. Al equipar esta opción, los faros delanteros y traseros no solo integran la función dinámica para los intermitentes, sino que ofrecen un juego de luz dinámico cuando se abre y cierra el vehículo. Los usuarios pueden hacer uso de la app myAudi en sus smartphones para activar determinadas funciones de iluminación. La gama de colores de carrocería para el Audi Q8 la componen doce tonalidades, entre las que se incluyen los nuevos colores naranja dragón y azul galaxy.

 

La simplicidad como nueva característica premium: el diseño interior

 

La pantalla superior del MMI touch response es el elemento central en torno al cual gira todo en el interior del Audi Q8. La zona de la consola y el salpicadero, a base de líneas suaves y con claro enfoque horizontal, enfatiza la sensación de anchura en el habitáculo. En la oscuridad, el contorno de la iluminación traza líneas distintivas y se combina con la retroiluminación de logo quattro tridimensional grabado en láser sobre la guantera.

 

Los asientos de cuero en tres variantes, entre las que se incluye el cuero Valcona de alta calidad, están disponibles de forma opcional desde el modelo de acceso. Bajo pedido, el paquete deportivo S line ofrece asientos deportivos S con reposacabezas integrados, un bordado con forma de rombos y el logo S. Todas las configuraciones incluyen inserciones en madera de poro abierto o aluminio.

 

Audi ofrece de manera exclusiva cuatro paquetes de cuero y numerosas opciones adicionales para un mayor grado de individualización.

 

El interior emana calma y tranquilidad gracias al complejo trabajo llevado a cabo en materia de aislamiento y aerodinámica. El parabrisas de doble capa forma parte de la dotación de serie. Si así lo desea el cliente, Audi puede incluir calefacción en el parabrisas y puede dotar a las ventanillas laterales de un vidrio acústico.

Un vehículo deportivo y off-road: la tracción quattro y la suspensión adaptativa

 

El diferencial central mecánico del sistema de tracción quattro en el Audi Q8 transfiere la fuerza entre los ejes delantero y trasero en una proporción 40:60. Cuando es necesario, envía la mayor parte de la potencia al eje que disponga de mejor tracción. La suspensión hace un aporte crucial a la hora de lograr una dinámica deportiva, incluso en la versión básica. Los ejes delantero y trasero de cinco brazos están compuestos de aluminio en su mayoría. La dirección progresiva también contribuye a dar agilidad y precisión al conjunto. En su versión de acceso, el Q8 monta llantas de 19 pulgadas. Las ruedas con llantas de 22 pulgadas y neumáticos en medida 285/40 están disponibles en la parte más alta del catálogo opcional. En el eje delantero, el sistema de frenos equipa pinzas de aluminio de seis pistones.

 

La suspensión con regulación de la dureza es de serie; la suspensión adaptativa con control de amortiguación es opcional, con ajuste de confort o deportivo. Ofrece cuatro modos  seleccionables mediante el sistema de conducción dinámica Audi drive select y es capaz de variar la altura de la carrocería hasta en 90 mm, sumando un alto grado de confort a una dinámica muy ágil. La tercera opción es el eje trasero direccional. A velocidades bajas, el eje posterior gira en sentido opuesto al delantero, de manera que reduce el ángulo de giro e incrementa la agilidad. A velocidades elevadas gira en el mismo sentido que las delanteras, aumentando así la estabilidad en los cambios de carril.

 

El sistema Audi drive select puede ofrecer hasta siete perfiles diferentes, entre los que se incluye el programa off-road. Es precisamente en el campo donde el nuevo SUV se beneficia de la tracción quattro, de los cortos voladizos y de la altura libre al suelo de 254 mm con la suspensión adaptativa (con la suspensión de serie, la altura es de 220 mm). En pendientes de más del 6%, el control de descensos actúa mediante un sistema de frenado automático. El conductor elige una velocidad – hasta 30 km/h– y el sistema se encarga de mantenerla estable para un mayor confort de marcha.

 

Un motor eficiente: el 3.0 TDI con tecnología MHEV

 

El sistema de propulsión del Audi Q8 es potente y altamente eficiente, gracias a la tecnología Mild Hybrid (MHEV), que integra un batería de iones de litio y un alternador BAS en el sistema eléctrico de 48 voltios. La batería recargable va ubicada bajo el piso del maletero, y tiene una capacidad de 10 Ah. El SUV puede circular en modo de marcha por inercia entre 55 y 160 km/h con el motor apagado. En las fases de deceleración, el BAS puede recuperar hasta 12 kW de energía. El sistema de parada y arranque start-stop entra en funcionamiento a 22 km/h. En un uso normal, este conjunto de tecnologías consigue reducir el consumo de combustible hasta en 0,7 l/100 km.

 

En los mercados europeos, el Audi Q8 iniciará su comercialización con la versión Q8 50 TDI, equipada con el motor 3.0 TDI (consumo medio combinado en l/100km: 6,8 – 6,6 l/100 km; emisiones combinadas de CO2 en g/km: 179-172). Rinde una potencia de 210 kW (286 CV) y entrega un par máximo de 600 Nm. Este motor permite que el SUV acelere de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcance una velocidad punta de 245 km/h. La transmisión de la fuerza se confía al cambio tiptronic de 8 velocidades, que realiza las transiciones entre marchas de forma suave y rápida. Un sistema de ventilación especial permite, además, su uso fuera de la carretera. Con su bomba de aceite eléctrica, la transmisión tiptronic puede acoplar la marcha necesaria para cuando arranque después de navegar a vela con el motor apagado.

Claro y distintivo: controles y pantallas

 

El concepto operacional en el Audi Q8 apenas requiere botones o mandos, y se centra en dos pantallas táctiles de alta resolución. La superior, de 25,6 cm (10,1 pulgadas), controla los  sistemas de infotainment y de navegación. La pantalla inferior, de 21,8 cm (8,6 pulgadas), permite manejar las funciones de climatización, confort y de entrada de texto. El control de voz con reconocimiento de lenguaje cotidiano procesa todas preguntas y comandos con información de a bordo y con el conocimiento almacenado en la nube, gracias a lo cual el conductor puede expresarse libremente, sin recurrir a comandos pre establecidos. El MMI Navegación plus también incluye el Audi virtual cockpit, que cuenta con una pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas) de alta resolución capaz de mostrar dos tipos de vista –clásica y navegación– gracias a unos botones ubicados en el volante multifunción. Tras el lanzamiento al mercado, el Audi virtual cockpit plus opcional incluirá una tercera vista con una apariencia especialmente deportiva. El head-up display opcional proyecta información relevante en el parabrisas, entre la que se incluye un guiado detallado para la navegación.

 

Una red inteligente: infotainment y Audi connect

 

De serie, el Audi Q8 va equipado con el MMI Navegación plus, que utiliza el estándar LTE Advanced para la transmisión de datos. El sistema de navegación ofrece una serie de sugerencias de destino basadas en trayectos anteriores ya realizados. También tiene en cuenta los tiempos de ruta y las situaciones de tráfico. Los servicios online de Audi connect añaden funciones predictivas al proceso de la navegación. La llave opcional Audi connect key proporciona acceso digital al Q8. Permite, tanto al conductor como a cuatro usuarios adicionales, abrir y cerrar el coche, así como encender el motor mediante el uso de un smartphone Android. La personalización permite al cliente almacenar hasta 400 parámetros en los perfiles de usuario individuales. Además de abrir y cerrar el coche, muchas otras funciones pueden ser controladas mediante un teléfono móvil, como por ejemplo, enviar destinos de navegación, música en streaming o citas del calendario, desde el teléfono hasta el sistema MMI. En su versión más completa, el equipo de audio firmado por Bang & Olufsen cuenta con 23 altavoces y sonido 3D en la parte delantera y trasera. Gracias a ello la música se reproduce como en una sala de conciertos, proporcionando una experiencia auditiva extraordinaria.

 

Seguridad y confort: los sistemas de asistencia a la conducción

 

Audi agrupa los sistemas de asistencia a la conducción del nuevo Audi Q8 en un total de cuatro paquetes. En el paquete Tour, lo más destacado es el control de crucero adaptativo, el  asistente de eficiencia y el asistente de emergencia. Hasta cinco sistemas proporcionan seguridad en el tráfico urbano, destacando el denominado asistente de cruce, que detecta situaciones de peligro delante del Q8 en los cruces, mientras que el Audi pre sense 360° vigila los coches que se acercan por el lateral. De los vehículos que se aproximan por la zaga durante las maniobras de marcha atrás se encarga el rear cross traffic. Audi ofrece opcionalmente el park assist de forma independiente. Este asistente dirige al vehículo en todo tipo de espacios de aparcamiento, hacia delante o hacia detrás, tanto en paralelo como en batería. En este caso, el conductor limita su actividad a accionar el acelerador, el freno y el cambio.

 

Los sistemas en el paquete Park plus assist, que se sumará a la gama más adelante, ayudan al conductor durante las maniobras. El asistente de maniobras (maneuvering assist) actúa  mediante pequeños impulsos en la dirección y en los frenos para evitar chocar con pilares, columnas y otros objetos en el momento de aparcar. El asistente de bordillos (curb warning) protege las llantas contra roces indeseados. La vista 3D con diferentes perspectivas seleccionables resulta clave en este paquete que, además, incluye el asistente de aparcamiento remoto parking pilot, que dirige al coche para entrar o salir en una plaza de aparcamiento. El conductor puede realizar esta tarea desde fuera del vehículo mediante la app myAudi en su smartphone. El remote garage pilot ofrece funcionalidades similares: gracias al escáner láser, permite al Q8 moverse muy cerca de muros y otros objetos como bicicletas y demás enseres que suele haber en las plazas de garaje.

 

Si el Audi Q8 se utiliza para tareas de remolque, el trailer assist sirve de ayuda en las maniobras de marcha atrás al hacerse cargo automáticamente de la dirección. Lo único que tiene que hacer el conductor es marcar el giro en el sistema MMI touch. El asistente night vision mejora la visibilidad durante la conducción nocturna poniendo de relieve en la pantalla del Audi virtual cockpit las personas o animales detectados durante la conducción.

 

El Audi Q8, que se fabrica en la planta de Bratislava, ya está disponible para pedidos en Canarias y su presentación oficial en sociedad será a finales del mes de septiembre.

 

De serie, en Canarias contará con elementos como las llantas de 20 pulgadas, las luces LED, el sistema MMI Navegación plus con MMI touch response, Audi virtual cockpit, Audi smarphone inferface, portón de maletero de accionamiento eléctrico, climatizador bizona y cámara trasera. Opcionalmente, se ofrecerá el paquete night, que incluye faros Matrix LED, Audi phone box, llave de confort y paquete de iluminación, entre otros elementos. Por su parte, el paquete black line otorga al Audi Q8 una imagen más dinámica, e incluye el paquete de óptica negro, los cristales oscurecidos, las barras de techo y los retrovisores exteriores acabados en color negro.


¿Y tú qué opinas al respecto? Deja tu comentario!