Eduardo Álvarez y José Alberto Barreto con problemas mecánicos en el Mitsubishi abandonan en Atogo

Álvarez – Barreto con problema en la dirección y de la temperatura, alta y para evitar la rotura del motor en el Mitsubishi Lancer Evo V deciden tomar el camino del abandono en el Rallysprint Atogo 2020.

“Después de algunas horas de la finalización de la pasada prueba y ya algo más tranquilo y relajado, aunque aún algo cansado, he de decir que aunque el resultado final no sea el que todos los que forman parte del equipo ESTI COMPETICIÓN hubiéramos deseado, tengo que decir que en el fondo y por la parte personal que me toca lo puedo valorar como positivo.

 

Destacar el gran trabajo previo por parte del equipo en el test realizado en la isla de Gran Canaria con la ayuda del amigo Flavio Alonso con el que nos volvíamos a casa muy contentos con el comportamiento del coche y para seguir con la revisión completa del mismo, el gran trabajo de todos los integrantes del equipo JCmotorsport los días previos a la prueba con el fin de que todo estuviera listo para la realización de la prueba.

 

Se verifica el viernes, todo correcto y ya con ganas de que se ponga en marcha la competición el sábado pero no sin reconocer que existían algunos nervios porque han pasado dos años desde que Edu y yo hicimos la última prueba.

 

Comienza la prueba y aquellos nervios previos han desaparecido ya que todo el ambiente me resulta totalmente familiar, aunque por normativa actual con esta situación no podemos contar con la gran parte del equipo y se les echa mucho de menos. Nos preparamos para tomar la partida y ya en pista muy pronto cogemos el ritmo adecuado y la compenetración es muy buena, todo bien hasta que en mitad del tramo, zona de la famosa charca, nos quedamos sin dirección y aunque con mucho sacrificio por parte de Edu, conseguimos alcanzar la meta y, creemos, el tiempo no es muy malo para nosotros. En el parque de trabajo los compañeros localizan el problema y detectan la rotura de una de las mangueras de la dirección, la sustituyen, se revisa todo el vehículo y nuevamente a la pista.

 

Tomamos la partida en la siguiente pasada y, realmente, muy cómodos con la evolución del coche y con nuestra adaptación, conseguimos rodar sin ningún contratiempo y vemos que el ritmo ya está siendo el que realmente queremos y el tiempo dice que vamos mejorando, poco a poco. Volvemos al parque de trabajo y nuevamente después de que, Cristo, José e Iván revisaran el coche, nos disponemos para realizar la siguiente pasada.

 

Salimos en la tercera con ganas de seguir con la evolución y con ganas de intentar mejorar las anteriores pero una vez pasada la zona de la charca, nuevamente, vemos como el público nos hace señas de parar hasta que nos encontramos una bandera roja, levantamos el pie y cuando llegamos a la zona de las emisoras, unos trescientos metros más o menos, encontramos a nuestro compañero Neftalí con una pequeña salida de pista, gracias a dios, sin consecuencias para los inmigrantes del equipo. Continuamos hasta meta y podemos seguir con la adaptación y muy a gusto por como nos sentimos.

 

Parque de trabajo y nuevamente a rodar pero en esta ocasión en sentido ascendente pero debido a que la cabeza del rallye coge a la cola, por motivos de seguridad la prueba tuvo un pequeño retraso en la partida de la misma y como consecuencia de ello, la temperatura de los neumáticos estaban muy fríos, decidimos tomarnos los primeros metros con mucho cuidado pero por lo demás todo bien y contentos con el resultado del trabajo realizado en meta, a sabiendas, que puede ser muy mejorable. Volvemos a las asistencias y nuevamente después de la pertinente revisión y limpieza del vehículo por parte de Betty, nos disponemos a una nueva pasada.

 

En esta ocasión decidíamos salir con la intención de atacar un poco haber si éramos capaces de hacerlo algo mejor y, oh sorpresa, a la llegada a la entrada del túnel bajo la autopista, nuevamente, nos encontramos sin dirección y la conducción del coche es totalmente imposible, quiero hacer mención muy especial al gran esfuerzo realizado por «mi hermano Edu», pese a la gran dificultad para poder mantener el vehículo en la carretera, teniendo la intención por parte de ambos de intentar llevar el coche a la meta, una vez alcanzada la zona de la «charca» nos percatamos de la temperatura, la misma está alta y para evitar la rotura del motor decidimos tomar el desvío hacia el aeropuerto y parar el coche para evitar romper el motor. Hasta ahí llegamos……

Después de comprobar la avería se puede comprobar que el problema es la pérdida de la correa que es la que se encarga del movimiento del alternador, bomba de agua y de la dirección.

 

Sin más, mi más sincero agradecimiento a todos los que forman parte del equipo, patrocinadores, colaboradores, equipazo, sin lugar a dudas son los mejores por lo menos para mí, tanto los que estaban como los que por las razones que ya he relatado no pudieron, al público por las muestras de cariño para con el equipo y su comportamiento, a los medios de comunicación, al comité organizador del rallysprint ya que no lo tuvieron nada fácil.

 

A mí «hermano Edu» por permitirme poder seguir disfrutando de su compañía, conducción, trato y sobre todo de la confianza que tuvo y siempre ha tenido para con mí persona y la forma de trabajar que tengo.

A todos los amigos que siempre están y han estado pendientes de lo que hacemos y por último y no por ello menos importante a FSC por su deferencia siempre hacia nuestro equipo y en especial hacia mí persona. Un millón de gracias.” Declaraciones de José Alberto Barreto

Deja una respuesta