Complicada XI Subida de Moya para Iván Cabrera

Diferentes inconvenientes minimizan su potencial

 

Muchas expectativas pero difícil cuarta cita de la temporada para el joven piloto Iván Cabrera Ravelo con motivo de la XI Subida Villa de Moya (Gran Canaria) disputada este sábado y valedera para el Campeonato Provincial de Montaña de Las Palmas.

 

Un evento que comenzaba a torcerse en las verificaciones técnicas del viernes cuando se le comunicaba que su vehículo, con el que ha participado normalmente en sus anteriores Subidas de Tejeda, La Pasadilla y Arucas ahora no era conforme a su habitual grupo A2 (reservado a los automóviles de trofeos monomarcas de circuitos), aun cuando su Hyundai Accent GT, Fase I, en versión Copa disputada en trazados nacionales durante varias temporadas, porta el mismo motor de 1.495 cc. (1.5) y 16 válvulas, y por lo tanto sigue estando acorde a su reglamento técnico original. Tras esta discutida situación era pasado al grupo T, en una decisión asumida pero no compartida. “Me fui muy desanimado por las cosas que estaban pasando y sin ganas de correr” declaraba el joven teldense de Autos Toni.

 

Ya en jornada de sábado y con la competición en sí Iván se olvidaba este contratiempo y se aplicaba en hacer una buena primera ascensión a modo de entrenamiento logrando culminar los 7.012 metros del recorrido con un crono de 5:16.099. “Esta sería el mejor de la jornada y más sabiendo que la terminábamos con bajas presiones en las ruedas, lo que nos provocaba que al coger un bote el coche se quisiera marchar de la trayectoria”.

 

Tras el oportuno paso y completo chequeo en la asistencia, situada en la parte alta de la zona, se encamina al punto de salida aprovechando para verificar que todo estaba bien. “Con estas sensaciones me planteo subir el ritmo de carrera para la que sería primera manga oficial y que pasaría a ser valida para la clasificación final de la subida. Salgo bien pero al poco de tomar la partida, y en una curva a la derecha cojo un poco de gravilla y el coche se sale hacia la valla, tocándola. Con la oportuna pérdida de tiempo por esta circunstancia reemprenda la marcha logrando anotar el 6:23.245.

 

Con lo acontecido, queda en una última oportunidad para mejorar su tiempo y posiciones en la general, “A pesar del golpe quise ir rápido en esta ocasión pero la dirección comienza a vibrar, debido a una rueda, complicando el pilotaje y ajustándome para llegar a meta sin mayores consecuencias que no disfrutar de la conducción. Su crono se cerró en el 5:22.217.

 

En resumen, y como se dice, todo suma y esta experiencia, aunque negativa, seguro que servirá para sacar conclusiones favorables en su carrera deportiva, cuyo objetivo más inmediato dentro del certamen de montaña pasa por completar como él sabe la doble cita con la Subida de Fataga y San Bartolomé (Gran Canaria) durante el mes de septiembre.

 

Una vez completada esta cuarta carrera Iván nos indicaba que “agradecer a mi familia todo su apoyo, así como a mis patrocinadores y empresas colaboradoras como son www.automovilestoni.com, Cafetería Rubí, Ardeca, Taller de Chapa y Pintura Hermanos Rodríguez, Taller de Mecánica La Majorera, Servicio de Automoción Lasercar, Silenciosos El Calero y Decoraciones y Eventos CJR, así como mandar un afectuoso saludo a todos los que me siguen apoyando y animando.

Deja una respuesta